Encuentro sobre Migración, Sicilia, marzo 2019

Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor
Proyecto Europeo

Con las discusiones sobre Migración aún en la cima de la agenda europea y la necesidad de fortalecer la colaboración, la sensibilización y el aprendizaje entre los apostolados de OLCGS en Europa; este Encuentro se desarrolló en el marco del Proyecto Europeo en colaboración con la Provincia de Italia-Malta (especialmente el apostolado de Palermo), que acogió a las participantes con gran generosidad y calidez.

El Encuentro se llevó a cabo en Sicilia durante 3 días, como lugar elegido para realizar visitas de aprendizaje (Palermo y Catania), así como un lugar relevante en las discusiones sobre migración en Europa. Estuvieron representadas 5 provincias europeas y 10 apostolados. 25 personas con experiencia en el trabajo en migración conocieron en mayor profundidad los apostolados de otras Provincias en la misma área, aprendieron de las iniciativas visitadas y tejieron redes entre sí. También fue una gran oportunidad para discutir el futuro de la misión en Europa, en donde se destacó el modelo de la Provincia Italia-Malta, especialmente por la "relación familiar" entre Hermanas, trabajadores laicos y beneficiarios.

El Encuentro comenzó con una misa en la Capilla de las Hermanas de Palermo, celebrada por Monseñor Francesco Montenegro, y seguida de una cálida bienvenida por parte de la Hermana Ángela Ricci, Líder de la Provincia de Italia-Malta.

Durante los comentarios iniciales, la Hna. Ángela celebró a todas las participantes por mostrar una gran iniciativa al convocar el Encuentro y compartió una interesante reflexión sobre la importancia del trabajo con migrantes. La Hna. Angela también alentó a todas las participantes del Encuentro a seguir trabajando y ayudando a las personas que sufren violencia, la trata de personas y las consecuencias de la migración insegura, especialmente en el contexto político actual. La Hna. Giuliana continuó en el mismo sentido y destacó la importancia de que las Hermanas den el ejemplo a las personas que viven en Italia, a través del trabajo con los migrantes, aún en el marco de menor cantidad de Hermanas.

El Encuentro tomó la forma de un espacio abierto, donde 2 oradores dieron su perspectiva sobre la migración: Mons. Montenegro, Obispo de Agrigento y Presidente de la Comisión Episcopal para las Migraciones y Presidente de la Fundación Migrantes; y el Profesor Fulvio Vassallo, abogado y profesor de derecho de asilo y estatuto constitucional de los extranjeros, y miembro del comité doctoral sobre "Derechos humanos: evolución, protección y límites", en el Departamento de Ciencias Jurídicas (Universidad de Palermo) y director de la Associazione Diritti e Frontiere. Mons. Montenegro proporcionó una visión general muy comprometida y conmovedora de la situación actual de los derechos de los migrantes en Europa, destacando la necesidad de pensar "qué Europa estamos construyendo", en un contexto de un número creciente de muros. Mons. Montenegro también desafió el temor a "los diferentes" y destacó que, independientemente de la nacionalidad, el origen étnico, etc., todos tienen derecho a disfrutar de una vida plena.

“La migración es el resultado de la creciente injusticia en el mundo, sobre la diferencia entre el norte y el sur, los ricos y los pobres. Trabajar por los derechos de los migrantes no se trata de caridad, se trata de justicia”. Mons. Montenegro

El Prof. Vasallo se centró en las violaciones a los derechos humanos que experimentan los migrantes en sus viajes por África para llegar a Europa; y la emergencia humanitaria y la tragedia humana de las personas que viven en esta situación, cuando se ven obligados a abandonar sus países por conflictos, las consecuencias del cambio climático, el extractivismo, etc. El Prof. Vasallo también explicó el trabajo que está realizando la asociación en la que participa, dentro de un mayor Red, incluida la Iglesia Católica, para prevenir estas atrocidades y contribuir a la migración segura, de acuerdo con el Derecho Internacional. El Prof. Vasallo hizo hincapié en el gran papel que desempeñan las organizaciones religiosas, proporcionando servicios de integración y trabajando con las escuelas para reducir la discriminación.

 

Los apostolados de OLCGS con migrantes en Europa

Ivanna Youtchak, Coordinadora del Proyecto Europeo, explicó cómo se tomó la decisión de llevar a cabo este Encuentro. En 2018, se lanzó el Proyecto Europeo con el objetivo de fortalecer redes y la comunicación (especialmente entre los apostolados involucrados en el trabajo sobre migración y contra la trata de personas), valorar la corresponsabilidad con los Socios en la Misión y fomentar reuniones motivadoras. Durante 2018, se realizó un mapeo y consulta en 13 países europeos y las recomendaciones fueron aprobadas por el Comité Asesor Europeo y el Círculo de Provinciales Europeas, para crear las bases para motivar la colaboración entre los apostolados; construir un entendimiento común sobre los apostolados; Permitir a los apostolados y al CEP considerar sus expectativas para el futuro (sostenibilidad). Este Encuentro de Migración es parte de la implementación de dichas recomendaciones.

Las Hermanas y laicos de los apostolados que trabajan con migrantes tuvieron la oportunidad de compartir las expectativas sobre el Encuentro, así como sus estrategias y el trabajo realizado en las 5 provincias europeas.

Las expectativas se centraron principalmente en la necesidad de conocer lo que está sucediendo en otras Provincias y conectarse con otros apostolados. Todas las participantes también compartieron un objeto o símbolo de lo que representa para ellas el trabajo con los migrantes.

Las participantes presentaron sus apostolados y estrategias exitosas en el trabajo con migrantes, sobre el acompañamiento espiritual; el empoderamiento social: por ejemplo alojamiento seguro, educación, idioma, apoyo psicosocial, habilidades para la vida, etc. (por ejemplo, Irlanda, Francia, Bélgica, Malta, Italia, Portugal, Alemania); el empoderamiento económico: por ejemplo, habilidades agrícolas, apoyo para la búsqueda de empleo, apoyo en microfinanzas para permitir el bienestar económico, etc. (por ejemplo, Irlanda, Portugal, Bélgica); y el empoderamiento político: por ejemplo, asistencia legal para acceder a derechos tales como protección social, estatus legal, atención médica, etc. (por ejemplo, Irlanda, Malta, Bélgica, Francia). Los apostolados trabajan con hombres migrantes y menores no acompañados, mujeres migrantes y niñas víctimas de violencia, mujeres migrantes en prostitución y víctimas de trata. A partir de las presentaciones fue evidente que el trabajo en migración implica una amplia gama de apoyos de integración, que se centran en el bienestar y la autonomía de la persona, y el acompañamiento en caminos de resiliencia. Este trabajo se está realizando en colaboración con los gobiernos y/o a través de incidencia política a nivel local o nacional (por ejemplo, Portugal, Bélgica, Italia, Malta). A nivel internacional, en la ONU, la Congregación está trabajando en las áreas de trata, derechos de las mujeres y migración. Las participantes compartieron historias de lo que está funcionando bien, ilustrado por personas que disfrutan de una mejor calidad de vida en la comunidad de acogida, a partir del trabajo realizado con ellas.

Por la noche, el grupo disfrutó de una fantástica cena con comida de diferentes regiones africanas, en un moderno restaurante que emplea y apoya a los migrantes. Algunos menores no acompañados del apostolado de Palermo también cenaron con el grupo.

 

Días 2 y 3: visitas a los apostolados en Catania y Palermo.

El día 2 se dedicó a aprender de los apostolados en Catania y Acireale. La primera parada fue en la oficina principal en Catania de Il Nodo Consorzio, una vez dirigida por Hermanas y hoy en día traspasada a laicos que (en algunos casos) han trabajado con las Hermanas durante más de 40 años. El apostolado sigue vinculado a la Congregación, no sólo a través de los edificios y la historia, sino también por los esfuerzos tanto de los laicos como de las Hermanas por mantener vivo el carisma de la Congregación. Además de las actividades administrativas, este edificio acoge a menores no acompañados a través de la acogida de emergencia; y tiene un jardín donde se ofrece capacitación en habilidades agrícolas para migrantes. El Director, Fabrizio Sigona, y su equipo presentaron el trabajo de la organización. Il Nodo acoge a 350 migrantes a través de apoyos de emergencia, así como de mediano y largo plazo. Proporciona apoyos de integración para menores y adultos no acompañados, para aumentar su autonomía, con un enfoque centrado en la persona y un fuerte énfasis en el empoderamiento económico (búsqueda de empleo y habilidades agrícolas).

Las participantes del Encuentro disfrutaron conversando con los niños en el centro de emergencia y aprendieron sobre sus países de origen. Luego, el almuerzo se llevó a cabo en un edificio que tiempo atrás fue una escuela del Buen Pastor en Acireale y hoy en día es una cooperativa para la inserción de personas en dificultad. La última parada antes de regresar a Palermo fue en un departamento que alberga a niñas vulnerables (tanto nacionales como migrantes), y provee múltiples apoyos.

La mañana siguiente, en Palermo, comenzó saludando a las Hermanas más ancianas del Convento, incluidas las Hermanas del Sagrado Corazón que viven en comunidad con las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor. Luego se visitó el jardín donde se realizan capacitaciones en habilidades agrícolas y avícolas para migrantes. La jornada continuó en Sfera Cavallo, una casa para mujeres y niños víctimas de violencia con una fantástica vista al mar. En el pasado, esta casa albergó a mujeres en prisión "para que respiraran aire de mar" y hoy en día acoge mujeres y niños (tanto nacionales como migrantes) para que construyan una vida libre de violencia. Rosemary, mediadora cultural, quien está a cargo de ayudar a las mujeres migrantes a integrarse en el nuevo país, nos acompañó; así como la abogada, educadoras y la psicóloga que trabajan en la casa. La última parada fue Torreta, una casa en medio de un paisaje fantástico, que recibe a migrantes y funciona como alojamiento de emergencia y largo plazo, también con una amplia gama de apoyos. El grupo disfrutó de la bienvenida que los jóvenes migrantes dieron tocando los tambores y un excelente almuerzo al "estilo y cantidades sicilianas". El alcalde y el presidente de la Asamblea de Torreta también se unieron a la reunión y expresaron palabras conmovedoras sobre el trabajo que hacen las Hermanas con los migrantes, destacando el orgullo de ser parte de este trabajo. El alcalde expresó que este trabajo es un testimonio en nuestros tiempos de una buena colaboración para traer nueva luz a la historia, una nueva visión sobre la migración.

Ambos apostolados son un gran testimonio en el contexto italiano, donde la situación para los migrantes es cada vez más difícil y las Hermanas, en colaboración con laicos, están haciendo un trabajo fantástico para que los migrantes disfruten de una vida digna en su nuevo país.

 

Conclusiones: impresiones y reflexiones

Hubo un continuo ambiente durante los 3 días de entusiasmo y aprendizaje. "Nosotras (las Hermanas, junto con laicos) todavía tenemos mucho que hacer, no estamos muertas", dijo una de las Hermanas del grupo.

Las reflexiones finales de los 3 días se centraron en los 2 apostolados visitados y cómo están trabajando hacia el futuro, con el mismo carisma (sintiendo el espíritu de Sta. Ma. Euphrasia) y un "enfoque familiar" (entre Hermanas, laicos y beneficiarios). Hubo un acuerdo entre la Hna. Giuliana y los laicos que trabajan en Palermo sobre cómo fue construir este futuro y mantener vivo el carisma: requiere tiempo y trabajo duro tanto para con los laicos como con las Hermanas. Sin embargo, es muy importante crear esta comunidad para continuar este trabajo tan relevante para las personas más vulnerables, incluso en el marco de una menor cantidad de Hermanas con la energía para mantener el trabajo como solía ser tiempo atrás. Hubo un entusiasmo general acerca de la posibilidad de trabajar en torno al futuro y llevar esta experiencia vivida de vuelta a cada una de las Provincias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Informe de la coordinadora del Proyecto Europeo, Ivanna Youtchak. Euro.project@rgs.ie